*AVISO* esta anotación no es que sea una anotación friki, es peor: es una anotación sobre (mi) trabajo. A menos que realmente quieras saber cómo conseguir lo que viene en el título, más te vale emular a Homer aquí presente:

Por motivos de proyecto, me ha tocado lidiar con este servidor de aplicaciones, con la versión 9.0.4 en concreto. Habiendo llegado a mitad del proyecto, fue fácil ponerlo en marcha, bastó con copiar la carpeta del servidor de aplicaciones, establecer la variable de entorno OC4J_HOME y a correr. Cada vez que hay una versión nueva de la aplicación, se suelta el .ear en un directorio y el OC4J se encarga de desplegarlo él solo.

Con el paso del tiempo he necesitado desplegar otra aplicación distinta para hacer unas pruebas. Echo el .ear en el mismo directorio, espero la magia del autodespliegue y... nada. Si fuera un servidor de aplicaciones como Dios manda, habría pillado la aplicación al momento. Pero no, es un cachibache algo espartano en sus formas.

Trasteando un poco veo que hay que tocar un par de ficheros para que el sosainas del OC4J pueda desplegar la aplicación automáticamente (el Tomcat ya lo hace desde ni se sabe, así que sí, que esto ocurra es sintomático de que algo no anda bien en este servidor de aplicaciones), a saber:

  • j2ee/home/config/server.xml, donde hay que añadir esta línea:
    <application name="nombre_de_tu_app" path="../applications/nombre_de_tu_app.ear" auto-start="true" />
     
  • j2ee/home/config/http-web-site.xml, donde se añade esta otra línea:
    <web-app application="nombre_de_tu_app" load-on-startup="true" name="nombre_de_tu_app" root="/contexto_de_tu_app" />

Bueno, no pasa nada, se edita esto y ya está. En ese momento me pica la curiosidad y voy a la consola de administración a ver si veo qué le había ocurrido al .ear, que no se desplegaba.

Aaahh ¡sorpresa!, esta versión de OC4J no trae consola de administración. Esteee... ya metidos en el siglo XXI y menuda chapuza de servidor de aplicaciones, ¿no? Como no me lo creía, me he puesto a buscarlo y he llegado a esta página dónde además de confirmar que, efectivamente, esta versión viene sin consola de administración, cuentan cómo conseguir una: bajarse la siguiente versión del OC4J, copiarte el .ear y el .war de la consola de administración, desplegarlos y, por supuesto, usarla at your own risk, que puede que la susodicha consola te mande a freir puñetas cualquiera de los ficheros de configuración. Así que sí, definitivamente acabo de encontrarme una chapuza.